Gel Vaginal y Sequedad Vaginal

La sequedad vaginal es un problema que cada día sufren más mujeres y que puede afectar a sus vidas de una manera tanto física como emocional a niveles bastante altos. El hecho de mantener relaciones sexuales o colocarse un tampón pueden suponer el sufrimiento más grande del día al sentir la fricción y el dolor que esta ocasiona en los genitales internos y en numerosas ocasiones también en los externos.

La sequedad vaginal viene producida como consecuencia de diversos factores siendo los más comunes en la actualidad la mala alimentación y las píldoras anticonceptivas. Los expertos explican que ambas intervienen sobre las hormonas alterándolas y causando así poca lubricación además de otros síntomas secundarios como poca líbido.

Para poner fin a estos dolores es importante contar con un aliado: el gel vaginal. Este ayudará a que las relaciones sexuales sean placenteras y no dolorosas, además, colocarse una copa vaginal o un tampón dejará de resultar imposible. Son muchas las mujeres que sufren un decaimiento emocional de gran peso llegando incluso a sufrir depresión o ansiedad. Por otro lado, a nivel físico tienden a coger peso como consecuencia de la ansiedad o a perderlo debido a los síntomas de la depresión. Es muy importante, por lo tanto, tratar este problema a tiempo ya que sino podría terminar desarrollándose otra enfermedad siendo esto lo indeseado.

Ante casos de sequedad vaginal es importante acudir a un ginecólogo para que nos revise y se cerciore de que efectivamente se trata de sequedad vaginal y pueda recetarnos el gel vaginal que más se adapte a nosotras. De no ser tratado, podrían aparecer infecciones como la Candidiasis Vaginal y en el peor de los casos esta podría llegar a volverse recurrente ocasionando, por lo tanto, graves molestias y problemas en nuestra salud como una bajada de defensas (debido a la toma consecutiva de antibióticos).

Una buena forma de recuperar y mantener nuestra flora vaginal sana es consumir unos probióticos vaginales, estos renovarán las bacterias benignas de nuestra vagina y así conseguiremos mantener una buena salud vaginal. Existe una amplia variedad de este tipo de probióticos y se pueden conseguir fácilmente en cualquier farmacia ya que no necesitan de receta médica al tratarse de un tratamiento completamente benigno sin efectos secundarios de carácter grave.

En el caso de que hayas sufrido una infección vaginal, los probióticos también son muy recomendables debido a que ayudan a restaurar la flora y esta estará más fuerte para evitar así infecciones recurrentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies