Todos los temas relacionados con nuestra salud deben ocupar un puesto importante entre nuestras muchas preocupaciones. Entre los problemas de salud que pueden presentarse uno, quizá, de los más incómodos es la incontinencia urinaria. Por incontinencia urinaria se entiende la pérdida del control de la vejiga. El origen de este trastorno se encuentra en los músculos de la vejiga que pueden estar demasiado activos o demasiado débiles.

 

En el caso de que los músculos que mantienen la vejiga cerrada se encuentren debilitados se pueden producir pérdidas de orina en momentos cotidianos como por ejemplo reír, levantar objetos pesados, etc., este caso se denomina incontinencia por estrés.

 

En el caso de que se produzca la situación de que esos músculos estén demasiado activos, el síntoma que se produce es sentir unas ganas fuertes de ir al baño aun teniendo poca orina en la vejiga.

 

La incontinencia provoca serios problemas para llevar una vida normal, impide ciertas actividades físicas, provoca sensaciones desagradables hacia uno mismo y en definitiva afecta gravemente al bienestar psicológico de la persona afectada por este tipo de trastorno.

 

Una solución efectiva para mejorar los síntomas provocados por esta alteración en la micción es el uso de pinzas urinarias. Existen pinzas para la incontinencia femenina y masculina. En el caso de las pinzas masculinas, su funcionamiento se basa en oprimir, sin llegar a cortar la circulación del conducto de la uretra evitando las pérdidas de orina. En el caso de las pinzas femeninas el funcionamiento se basa en impedir la salida de la orina de forma inconsciente mediante un dispositivo que se aloja en la vejiga.

 

Pese a que el uso de este tipo de pinzas urinarias no es una solución definitiva al problema de la incontinencia, proporciona una forma muy efectiva de reducir los problemas asociados a esta patología, permite llevar una vida más normal facilitando la realización de determinadas actividades y favorece el bienestar psicológico de la persona afectada que se ve menos limitada en su día a día. El uso de las pinzas urinarias es una alternativa muy interesante para poder olvidarse del problema que, por desgracia se padece, de la manera más sencilla e indolora posible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies