Las pinzas urinarias son dispositivos diseñados para ejercer presión sobre la uretra y así evitar pérdidas de orina involuntaria. Estos productos se colocan detrás del glande, con una presión moderada que hace tolerable y cómodo llevar el aparato durante cada jornada diaria.

En la actualidad, existen productos como HAREX®, un dispositivo moderno diseñado por expertos en urología. El HAREX® proporciona una estructura fabricada con materiales flexibles, aptos para estar en contacto frecuente con la piel. La presión que ejerce este producto sobre la uretra es óptima, es ideal para cualquier caso de pérdida de orina, incluyendo los casos más severos.

Sin embargo, cuando se trata de cuidado íntimo las personas suelen tener muchas interrogantes. Por ejemplo, muchos pacientes de incontinencia se preguntan: ¿las pinzas urinarias causan alguna molestia o dolor? En realidad, estos productos cuentan con zonas recubiertas en silicona de grado médico, apto para estar en contacto con la piel y proporcionar una sensación de suavidad.

Las pinzas urinarias generalmente cuentan con un período de vida útil extenso, aunque los fabricantes recomiendan cambiar el dispositivo una vez al año. Esto por cuestiones de higiene y desempeño eficiente.

El tamaño de las pinzas urinarias es bastante reducido, por tal motivo, resulta imperceptible cuando es utilizado. Además, este producto cuenta con mecanismo que permiten ajustar su tamaño a las dimensiones del pene. Las pinzas urinarias son fáciles de colocar y quitar, los pacientes serán totalmente autónomos con el uso de este producto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies