Unas pinzas urinarias, o pinza peneana, es un dispositivo diseñado para contribuir como una solución parcial al problema de incontinencia en los hombres.

La incontinencia urinaria como patología, se caracteriza por la pérdida involuntaria de orina y se encuentra relacionada a diversas causas. A pesar de estar asociada como un problema frecuente en muchas mujeres, se presenta estadísticamente en menor proporción en hombres.

El uso de las pinzas urinarias no elimina el problema de la incontinencia en el hombre, pero contribuye a mejorar su calidad de vida, debido a que esta situación ocasiona, en muchos de los casos, una disminución de la confianza en sí mismo, algunas limitaciones para realizar algunas actividades físicas e incluso puede llegar a una afectación de su bienestar mental.

Consejos sobre el uso de la pinza urinaria

Si has optado por el uso de la pinza urinaria, debes tener en cuenta algunas consideraciones con el propósito de garantizar el funcionamiento adecuado de la misma.

El dispositivo requiere ser colocado de manera que las espumas de memoria permitan ejercer presión sólo en la parte superior e inferior del pene. Esta posición asegura no intervenir con el flujo normal de la sangre.

Este dispositivo está diseñado para proporcionar la presión necesaria que permita retener el flujo de líquido a nivel de la uretra, por lo que se debe prestar especial atención en no apretar más de lo requerido, las abrazaderas dispuestas para tal fin.

Su uso está recomendado 24 horas al día, pero es recomendable aflojarlo regularmente durante este período, según la posibilidad del usuario.

Aunque las espumas de memoria no absorben líquidos, es recomendable su limpieza diariamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies