Decir adiós a las graves incomodidades producidas por las pérdidas de orina.

Una persona aquejada de incontinencia urinaria puede llegar a perder gran parte de su calidad de vida. A las graves limitaciones que puede llegar a padecer (pérdida de vida social, incapacidad para hacer deportes o desplazarse lejos de casa, etc.) hay que sumar los posibles efectos psicológicos.

Las pinzas urinarias proporcionan una solución sencilla y efectiva ante lo anteriormente descrito.

Una vez colocada, la persona podrá realizar esfuerzos, practicar deporte o sacar adelante su jornada laboral sin temor a sufrir una pérdida.

¿Qué es una pinza urinaria?

Las pinzas urinarias son dispositivos destinados a ejercer una suave presión sobre la uretra, impidiendo posibles escapes (sin dificultar la correcta circulación sanguínea). Son muy ligeras (apenas unos gramos), fáciles de colocar e idóneas para ser utilizadas durante periodos prolongados de tiempo.

El pene es introducido en el dispositivo y este se ajusta sobre el mismo (parte anterior a la cabeza del pene) mediante un pequeño dial. La pinza se ajusta, según necesidad, al tamaño del pene. Luego, un pequeño botón activa la ligera presión de la almohadilla sobre la uretra. Cuando sea necesario orinar, tan solo se deberá apretar nuevamente el botón para desactivar dicha presión.

Las pinzas se encuentran libres de látex o piezas metálicas que puedan causar irritación. Pueden ser colocadas sin ningún tipo de ayuda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies