Las infecciones vaginales son un mal que afecta a muchas mujeres. Sin embargo, a menudo el desconocimiento o la vergüenza les lleva a ocultar este tipo de enfermedades, que empeoran rápidamente si no se tratan desde un primer momento.

Las infecciones vaginales se manifiestan, básicamente, a través del desarrollo de hongos en la zona íntima de la mujer. Dichos hongos forman parte de la flora natural del cuerpo femenino, pero su crecimiento y proporción en relación con otro tipo de bacterias benignas puede descontrolarse con relativa facilidad. Así pues, las épocas de estrés, el consumo de alcohol y tabaco o la mala alimentación pueden dar lugar a hongos en la zona vaginal de una mujer completamente sana.

Son varias las medidas que puedes tomar para reducir las infecciones vaginales, sobretodo si quieres prevenirlas antes de que lleguen a aparecer. La alimentación y la higiene son los dos conceptos básicos: es importante que limites el consumo de tabaco y alcohol, pero también de azúcares y fritos. Por el contrario, asegúrate de tomar la cantidad necesaria de frutas y verduras y, por supuesto, de lavar tu zona íntima con atención y regularidad.

Otro de los factores que pueden llevarnos a tener hongos es la ropa que utilizamos en el día a día. Los pantalones muy ajustados y la ropa interior de fibra favorecen que la entrepierna acumule grandes cantidades de calor y humedad. Este es justamente el ambiente idóneo para la proliferación de bacterias y levaduras, y es algo que empeora notablemente durante los meses de más calor.

Para más información sobre productos y cuidados femeninos, no dudes en consultar la tienda online en la sección Mujer

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies