Pinzas Urinarias

El hombre moderno está acostumbrado a vivir una vida plena y llena de actividades como el trabajo, el tiempo en familia y el compartir con los amigos. Estos momentos están llenos de disfrute y gozo, pero existe un factor que puede representar una molestia si no se controla: la incontinencia urinaria masculina.

La incontinencia urinaria no es una enfermedad sino la consecuencia de varios factores relacionados con la uretra, la vejiga y otras patologías. Esta puede representar un obstáculo para una persona, porque entorpece su desarrollo normal y llega a representar un motivo de vergüenza o de simple incomodidad, afecto la vida diaria y social.

Sin embargo, gracias a los avances actuales en cuanto a los suministros médicos existe una solución a los problemas anteriores. Existen desde ejercicios para fortalecer la vejiga hasta métodos de protección que evitan el derrame de orina.

Tratamientos para vivir mejor

Existen distintos tratamientos para frenar la incontinencia urinaria masculina. Los hay de tipo farmacológico, ejercicios para fortalecer los músculos de la vejiga o inclusive métodos oclusivos que le permiten a la persona realizar todo tipo de actividades con total comodidad.

Métodos oclusivos: Estos procedimientos constan de un dispositivo médico externo que rodea suavemente la uretra e impide que la orina se derrame. Un ejemplo de estos son las pinzas urinarias. Este método representa una solución efectiva y cómoda que le permite a la persona realizar actividades deportivas y sociales sin preocuparse por algún escape. Este método moderno se amolda a las necesidades del hombre actual.

Tratamiento farmacológico: Estos tratamientos se basan en distintos tipos de medicamentos que permiten que se ensanche la vejiga y así poder aplacar algunos síntomas relacionados con la incontinencia. Sin embargo, este régimen conlleva varios efectos secundarios como sequedad en la boca y taquicardia. Además, no aplaca ciertos tipos de incontinencia como el goteo después de ir al baño.

Ejercicios musculares: Muchas veces la incontinencia es consecuencia del agotamiento o debilidad de los músculos de la vejiga. Esto deriva en que el órgano es incapaz de mantener el líquido controlado. Existen una gran cantidad de ejercicios para fortalecer la musculatura ahí presente, entre ellos los ejercicios de Kegel. Esta rutina consiste en tonificar los músculos de la pelvis. A pesar, su efecto no es inmediato y esto representa una dificultad extra.

Los tratamientos anteriores ayudan a los hombres a tener una vida normal sin preocuparse más de la cuenta, pero no son una solución definitiva al problema. Se recomienda acudir a un especialista y luego tomar alguno de los mecanismos anteriores para llevar una vida feliz y plena.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies