Incontinencia: Síntomas, causas y tratamientos

La Incontinencia urinaria es una afección que implica la pérdida del control de la vejiga, lo que conlleva escapes involuntarios y frecuentes de orina en momentos y lugares inapropiados. Afecta tanto a mujeres como a hombres y, aunque no es una enfermedad que revista gravedad, ocasiona un descenso de la calidad y el comportamiento emocional, así como alteraciones del sueño y en la autoestima.

Síntomas
El indicio más esclarecedor de la enuresis es la pérdida involuntaria de orina, que puede darse cuando la persona se ríe, tose, realiza algún esfuerzo físico o mantiene relaciones sexuales. En algunos casos, viene acompañada de dolores en la micción, de la necesidad de orinar con más frecuencia o infecciones.

Causas
– La causa más común de la Incontinencia es el debilitamiento de los músculos del suelo pélvico, cuya función es mantener la uretra cerrada. En las mujeres puede ocurrir tras la maternidad o con la menopausia.
– Determinadas enfermedades neurológicas, como el alzheimer o el parkinson, interfieren en la comunicación entre el cerebro y la vejiga.
– El sobrepeso afecta a los músculos abdominales y pélvicos incrementando su presión Y ocasionando pérdidas de orina.
– Algunas enfermedades médicas pueden generar Incontinencia. Es el caso de la demencia, la diabetes o la hiperglucemia.
– Las infecciones de orina recurrentes, los medicamentos y otras sustancias pueden afectar a los músculos urinarios.
– En el caso de los hombres está ligada al aumento del tamaño de la glándula de la próstata.

Tratamientos
El tratamiento de la Incontinencia urinaria varía en función del tipo y de las causas que la provocan. Los hay farmacológicos, en cuyo caso el médico prescribirá a cada paciente, y conductuales. La mayoría se encaminan al fortalecimiento de la musculatura pélvica, como los ejercicios de Kegel. Consisten en contraer voluntariamente los músculos pubocoxígeos para fortalecer el suelo pélvico. Actualmente, existen dispositivos femeninos específicos, como los conos vaginales, que puedes encontrar en las marcas Aquaflex y Vagifit, o las bolas chinas, como Boltex Inertial, para ejercitar el suelo pélvico. Los tapones de Incontinencia y los pesiarios oprimen el conducto de la uretra e impiden los escapes de orina.

En el caso de los hombres se prescriben las pinzas urinarias. Estos dispositivos oprimen el conducto de la uretra impidiendo escapes de orina. Las de J-Clamp o Dribblestop son algunas de las más indicadas.

La electroestimulación y el entrenamiento vesical son otras de las medidas conductuales para abordar la Incontinencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies