Ginecologia

Complicaciones derivadas de intervenciones médicas.

La vagina de una mujer puede estrecharse como consecuencia de una cirugía vaginal o tras un tratamiento de radiación aplicado sobre la zona pélvica. Esta situación puede provocar que posteriores exámenes o exploraciones resulten especialmente incómodos. Afectará también a la penetración durante las relaciones sexuales, volviendo estas igualmente incómodas y dolorosas (lo cual, a su vez, podría repercutir sobre la salud de la pareja y sobre el estado psicológico de la mujer).

Los dilatadores vaginales han sido ideados para solucionar dicha situación.

¿Qué son los dilatadores vaginales?

En primer lugar, aclaremos qué es un dilatador vaginal. Los dilatadores son cilindros alargados, generalmente realizados en silicona médica, que se introducen en el interior de la vagina y ayudan a relajar los tejidos afectados como consecuencia de las intervenciones. Generalmente, los dilatadores vienen en sets, siendo cada unidad de un tamaño distinto.

¿Cómo utilizar correctamente los dilatadores?

  • Lavar la unidad con agua caliente y un jabón neutro o poco agresivo.
  • Aplicar lubricante sobre la unidad.
  • Introducir en el interior de la vagina durante un periodo de tiempo determinado y realizar los ejercicios.
  • Volver a lavar, secar y guardar.

Una vez la unidad sea introducida sin dificultad se repetirá el proceso con otra de mayor tamaño. De este modo, la vagina regresará progresivamente a su tamaño habitual.

Ginecologia

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies