Ginecología: dilatadores contra molestias vaginales

Existen algunas condiciones que causan dolor o incomodidad en el área de la vagina, debido a la estrechez de sus paredes, o también como consecuencia de la pérdida de flexibilidad. Esas dolencias deben ser tratadas por un ginecólogo, y algunas de ellas comprenden las siguientes:

– Encogimiento debido a un tratamiento de quimioterapia o radioterapia.
– Vaginismo.
– Haber dado a luz.
– Dolor producido al insertar tampones.
– Operaciones llevadas a cabo en el área vaginal.
– Dolores al tener relaciones sexuales con penetración (dispareunia).

El uso de dilatadores elaborados con silicona médica son indicados para restablecer la flexibilidad y el ensanchamiento de la vagina. Con el uso de los dilatadores Vagiwell se realiza una serie de ejercicios, siempre bajo recomendación médica, que dará como resultado una mejora en las pacientes afectadas por cualquiera de las condiciones enumeradas anteriormente.
Los dilatadores Vagiwell se encuentran disponibles en varios formatos, según cada necesidad: desde el dilatador vaginal N° 6, hasta los juegos de dilatadores de tres o cinco piezas (contentivos de diferentes espesores y longitudes). Estos conos de silicona favorecen la relajación de las paredes de la vagina. El uso, según el lapso estipulado por el ginecólogo, logrará eliminar las sensaciones dolorosas, haciendo que la paciente vuelva a una vida sexual activa, a la vez que coadyuva al uso de tampones, y elimina las molestias que pudiera experimentar durante las revisiones ginecológicas de rutina.
Por lo general, los ejercicios consisten en utilizar el dilatador, o el juego de dilatadores de varios tamaños cuando la paciente se encuentra relajada, en una posición adecuada para tal fin, y en un ambiente calmado. El dilatador se introduce con la ayuda de un lubricante, o simplemente con un poco de agua. Luego, se deja en la vagina por espacio de 8 a 10 minutos. Seguidamente, y sin retirarlo por completo de la cavidad vaginal, se realizan movimientos de desplazamiento hacia adentro y afuera unas veinte veces. Este ejercicio se repite tres veces por semana durante 15 días. Si se emplea el juego de tres o cinco piezas, entonces cada dilatador se utilizará por 15 días, y luego se procederá a hacer lo mismo con el que le sigue en tamaño (en orden creciente). De esta forma, la paciente recobrará las funciones normales de su vagina, y tendrá la vida sexual que merece.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies