Durante los últimos meses se ha instaurado un estado de cuarentena en diversos países del mundo, en relación con el nuevo virus COVID-19. Este confinamiento ha causado estrés e inquietud en las personas, sin embargo, ha resultado la mejor opción para combatir focos de infección y reducir la curva de nuevos contagios. En la península y otros países de Europa el sector salud no se ha detenido, el número de partos naturales, cesáreas e intervenciones ginecológicas se ha mantenido estable. Pero, ¿cómo es el proceso de recuperación durante el confinamiento?, ¿qué medidas se pueden adoptar para gozar de un proceso de recuperación exitoso?

Todos en casa, ¿cómo efectuar las terapias posoperatorias durante la cuarentena?

Este proceso de confinamiento en el hogar ha obligado a que todos los integrantes del núcleo familiar permanezcan en casa. Esposo, hijos y demás familiares reducen el tiempo disponible como también reducen significativamente la privacidad de las mujeres. Un porcentaje significativo de las damas que han dado a luz recientemente o han sido sometidas a una operación quirúrgica ginecológica necesitan de ejercicios, terapias y accesorios para que el canal vaginal y los músculos de la pelvis vuelvan a la normalidad.

El uso de dilatadores suele ser efectivo en condiciones donde el canal vaginal ha sufrido cambios relevantes, ya sea por una intervención quirúrgica o por un parto. Otras terapias como masajes y ejercicios físicos contribuyen a fortalecer y relajar los músculos de la pelvis. Sin embargo, todas estas terapias requieren de mínimo 45 minutos diarios, los cuales pueden ser cumplidos con constancia y disciplina durante el confinamiento.

Uno de los consejos más eficientes para gozar de tiempo extra para estar a solas y realizar todos los tratamientos posparto o posoperatorios que sean necesarios, es delegar funciones y responsabilidades a los familiares. Los hijos, según su edad, pueden realizar tareas del hogar para ayudar a su madre en el proceso de recuperación, esto puede ser desde organizar su cuarto y juguetes hasta efectuar diversas actividades domésticas que no representen un peligro para los pequeños. De igual manera, el esposo puede ser más participativo en las tareas del hogar y así permitir a su cónyuge recuperarse rápidamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies