El láser de terapia es utilizado con frecuencia a la hora de combatir diversos problemas relacionados con la piel y con otras zonas del cuerpo. Aquí queremos resolver las principales dudas que puedas tener al respecto.

¿El láser de terapia es seguro?Completamente. Los instrumentos a partir de los cuales es llevada a cabo esta técnica han superado los más exigentes test dermatológicos y de calidad. Por ello, a la hora de afrontar una sesión, no hay nada que temer.

¿Hasta qué tejidos es efectivo?

Depende de a la clase a la que pertenezca el dispositivo de aplicación. Los de Clase IV, como es el caso del LCT 1000, son capaces de actuar tanto en los superficiales como en los más profundos.

¿Los dispositivos láser de terapia se calientan?

Antes así era. Sin embargo, ahora cuentan con diversos ventiladores que se encargan de que el diodo permanezca a una temperatura constante durante toda la fase de tratamiento.

¿Hay que esperar a que se calienten?

Para nada. Al igual que en el caso de la pregunta anterior, esto era un defecto de los modelos antiguos. Ahora ya están preparados para funcionar desde el mismo momento en el que se encienden.

¿Es útil para los fisioterapeutas?

Totalmente. Cuentan con una serie de bolas de masaje láser que actúan como si fuesen extensiones de las propias manos del fisioterapeuta. Los resultados, en este sentido, son magníficos.

¿Qué potencia deben tener?

Depende del caso, pero lo cierto es que los dispositivos de láser de terapia suelen tener una potencia que oscila entre los 0.5 W y los 10 W. De este modo, pueden aplicar todo tipo de tratamientos de fisioterapia fácilmente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies