El diafragma anticonceptivo es un dispositivo anticonceptivo versátil y diseñado para adaptarse a la mayoría de las mujeres. Su diseño intuitivo y ergonómico permite un fácil manejo y ofrece una protección cómoda y discreta.

Se trata de una membrana fabricada en silicona médica, sin látex, que cubre por completo el cuello uterino y que además pasa desapercibido durante el acto sexual. Funciona como una barrera que evita que los espermatozoides penetren en el cuello uterino.

Sus bordes y las perillas del mango están pensados para que su flexibilidad facilite su manejo y colocación correcta. Se introduce a la vagina tal como si fuera un tampón, y su mango flexible facilita su fácil retiro.

No obstante su eficiencia y facilidad de uso, su función puede reforzarse con el uso de un espermicida. El diafragma actúa como una barrera mecánica cuyo efecto es potenciado por el espermicida natural, dada su capacidad para crear un entorno completamente adverso para los espermatozoides.

Como producto natural, este gel tiene la ventaja de que puede usarse cuantas veces se desee sin que el flujo vaginal se vea alterado o se produzca alguna irritación, tal como ocurre con productos tradicionales.

Así como el diafragma, el uso del espermicida es sencillo. Solo se debe aplicar una cucharada de 4 ml aprox en el borde del dispositivo, justo antes de la inserción en la vagina.

De esta manera, la combinación del diafragma anticonceptivo con la aplicación del espermicida es una opción recomendable para potenciar la barrera anticonceptiva de una forma sencilla y eficaz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies